Saltar al contenido

Las plantas silvestres comestibles que debes conocer

Plantas comestibles como el amaranto

Muchas veces no nos imaginamos que las malezas o plantas no deseadas en nuestro jardín o huerto terminan siendo más beneficiosas de las que estamos cultivando. Por ello es bueno descubrir cuáles son aquellas que tienen las propiedades para convertirse en un alimento apetitoso en cualquier situación en las que nos podremos topar.

Plantas comestibles como el amaranto

¿Te imaginas quedar varado en una selva? Muchos ni lo penarían, pero si llegara a suceder este escenario lo mejor que nos puede pasar es reconocer cuales plantas son comestibles y cuáles no.

Lo importante es hacer la debida identificación y que la misma sea lo más crítica posible.

Las plantas que debemos evitar

Lo importante es saber que plantas son o no comestible. Por lo general son aquellas que no están relacionadas con algún fruto o hierba. Casi siempre son aquellas con savia lechosa o descolorida, las que tengan espinas o pelos finos, las que tengan sabor jabonoso o amargo.

Las plantas que sí podemos consumir

La lista es más amplia y solo tenemos que tener en cuenta algunas cosas, en especial las propiedades que tengan para lograr suplir las bondades nutricionales en relación a otros tipos de alimentos.

Amaranto

Es una planta originaria de América, pero está presente en la mayoría de los continentes, el amaranto es una maleza comestible. Se pueden comer todas las partes de la planta, pero hay que tener precaución con las espinas que nos podemos topar en sus hojas.

Espárragos

Es una verdura que crece en la mayor parte de Europa. Es un vegetal muy utilizado en la gastronomía, pero el que vamos a sugerir es su par triguero, el cual es el menos popular y que también es comestible. El espárrago triguero tiene un tallo mucho más fino que el de la variedad de supermercado. Es una gran fuente de vitamina C, tiamina, potasio y vitamina B6. Se come crudo o se hierve como si se tratara de espárragos en casa.

Bardana

Es una planta de tamaño mediano a grande con hojas grandes y flores de color púrpura. La planta es nativa de las áreas templadas del hemisferio oriental; sin embargo, también se ha naturalizado en partes del hemisferio occidental. La bardana es en realidad un alimento popular en Japón. Las hojas y los tallos pelados de la planta se pueden comer crudos o hervidos.

Apio caballar

Es una planta con propiedades diuréticas y depurativa; rica en vitaminas C. Por lo general la podemos encontrar en herbazales húmedos en las riberas de los ríos y los barrancos.

Su consumo está puntualizado en las hojas, que muchas veces puede sustituir al perejil. Sus frutos aromatizan cremas, arroces y ensaladas.

Oruga silvestre

Tiene propiedades digestivas y desintoxicante, además se logran conseguir en huertos, viñedos y caminos descampados.

Sus flores tienen un  sabor similar a la mostaza. Sus hojas son picantes y un poco amargas. Comúnmente se consumen en ensaladas.

Ajo de oso

Su sabor es similar a un diente de ajo común. Además tiene las mismas propiedades curativas, por lo que es un efectivo depurativo y antibiótico; el ajo de oso se puede encontrar en bosques húmedos.

Se puede consumir sus hojas, las cuales tienen un sabor intensamente a ajo.

Por lo general este tipo de plantas pueden convertirse en una alternativa alimenticia, solo que aquellos que las quieran consumir tienen que tener el  conocimiento adecuando para diferenciar cuales son comestibles y las que no.

Ya teniendo el criterio bien definido, entonces se podrá aplicar los conocimientos adquiridos para aumentar nuestras dieta diaria con nuevos productos que logren un beneficio  para nuestro modo de vida.