Ecolocal

Joyas para un consumo responsable

Curiosidades 🕔junio 23, 2017 Sin comentarios

Las huellas que dejamos con nuestras decisiones de compra tienen su repercusión directa en la sociedad y en el medio ambiente, aunque no siempre somos conscientes de ello. Y la dejan en todas y cada una de las compras que hacemos: joyas, ropa, calzado, alimentos, viajes, etc. Desde hace unos años se están comenzando a popularizar movimientos que están surgiendo para despertar nuestras consciencias como consumidores. Van encaminados, sobre todo a informarnos y denunciar las condiciones de trabajo que sufren muchas de las personas que participan en la cadena de producción de lo que compramos, especialmente en el ámbito de la moda. Pero no son los únicos campos de acción donde trabajan estos movimientos sociales, ¿has oído hablar, por ejemplo, de la joyería ética, de esas joyas hechas con criterios de respeto a todos y a todo lo que entra en su cadena producción? ¿Qué sabemos de la joyería elaborada con materiales preciosos libres de conflictos y por tanto, de sangre?

El precio del oro y los diamantes es bastante elevado como para además, añadirle un plus por la salud de los que trabajan en su extracción en condiciones laborales muy precarias y por la del daño que con esas extracciones se hace a la naturaleza sin las medidas necesarias que reduzcan dicho impacto. Obviamente, no siempre detrás del brillo de los diamantes hay una turbia realidad, pero para que quien compra una joya sepa realmente cuál es la trazabilidad de esa pieza, existe la joyería ética, joyas que brillan por dentro y por fuera.

Joyas para un consumo responsable

Las joyas son objetos que no compramos a menudo (me refiero a alta joyería y no a bisutería), y no lo hacemos por su elevado precio, pero sí son artículos en los que pensamos para regalar en ocasiones especiales. Y para aplicar en este terreno las reglas de un consumo responsable, han surgido organizaciones que trabajan denunciando el oscurantismo que se esconde detrás de la obtención de materiales preciosos. Es el movimiento de la joyería consciente o ethical jewellery, donde se sitúan organizaciones como Inspira Diamonds o Fairmined.

No a los diamantes de sangre

Quienes a la hora de pensar en comprar joyas, apuestan por la joyería ética están contribuyendo a impulsar un cambio social y medio ambiental en el proceso productivo y de consumo. En línea con lo que se persigue en el movimiento de comercio justo, en este caso también, se busca potenciar el desarrollo económico de la comunidad en la que se llevan a cabo los trabajos de extracción y procesamiento. Asimismo, los materiales preciosos se obtienen solo del trabajo de adultos que disfrutan de unas buenas condiciones laborales y es una producción hecha a pequeña escala. En cuanto al cuidado del medio ambiente, las joyas éticas minimizan el impacto en la naturaleza reduciendo el uso de productos tóxicos y aplicando un control estricto de los vertidos en el agua.

Katja Jesek y Emilie Bligue son pioneras en España en elaborara joyas éticas.
Y a todo ello hay que añadir, la garantía de calidad de que los procesos seguidos son los que hacen que una joya sea ética. Y eso significa pasar unos controles para certificar estos procesos, que obviamente, encaren el resultado final. Pero es la manera de asegurar la transparencia en la trazabilidad de la joya que compramos.

Joyas éticas: dos marcas pioneras en España

Tras estas líneas generales de lo que es una joyería conscientes, tal vez hasta ahora no era muy conocida por la mayoría de nosotros, creo que sería interesante comentar qué diseñadores trabajan en nuestros país siguiendo esta línea. Porque, como en otros campos, en este también vamos con un poco de retaso con respecto a países como Reino Unido, Alemania o Estados Unidos. En España las pioneras que están trabajando siguiendo las líneas de este movimiento tienen sus talleres ubicados en Barcelona y son Katja Jesek y Emilie Bliguet. Ambas aunque tienen cada una su propia marca -la primera bajo el nombre de Adoro Mi Oro y la segunda bajo su nombre propio-, han unido fuerzas para promocionar las joyas éticas.

Una de las líneas de trabajo que tiene abiertas Katia Jesek es el reciclado de piezas antiguas de oro, además de las colecciones que cada año lanza al mercado. Por su parte, Emilie Bliguet, se formó en Francia y Bélgica y ahora vive en Barcelona, desde donde, además de realizar joyas bajo su marca personal, también diseña para otras firmas de joyería.

Pero lo mejor en ambos casos es dejar que sean ellas mismas quienes a través de las imágenes os muestren cómo trabajan y la sensibilidad que ponen en lo que diseñan, tanto Katja Jesek como Emilie Bliguet. A ellas agradecemos las imágenes que aparecen en este post, donde ya se puede apreciar la delicadeza y originalidad que imprimen a sus piezas.

No hay comentarios

Qué opina la gente

Escribe un comentario

Opina!