Ecolocal

Edificios verdes para ahorrar energía y reducir la contaminación

Artículos 🕔abril 12, 2017 Sin comentarios

Reducir el consumo de energía y la contaminación atmosférica es uno de los principales objetivos de la política comunitaria europea. Las acciones emprendidas durante los últimos años en los países de la UE han dado resultado, lo que ha replanteado una revisión de los objetivos a alcanzar en 2020. El ahorro conseguido en los edificios y el uso de electrodomésticos de mayor eficiencia energética hacen posible que en 2020 se pueda conseguir el ahorro del 20% en emisiones. Ahora la Comisión Europea ha revisado al alza el objetivo de ahorro energético y lo ha elevado al 30% en 2030.

En un post anterior os contábamos algunos trucos y soluciones para mantener la casa fría en verano sin abusar del aire acondicionado. En este artículo vamos a profundizar un poco más en el tema dando nuevas ideas sobre cómo hacer más sostenibles las viviendas y contaminar menos.

Ahorrar energía y reducir las emisiones de CO2 son los objetivos marcados por la UE en su lucha contra el cambio climático. Alcanzar este objetivo es difícil cuando el consumo energético de los edificios supone en la UE el 40% del consumo total, por eso se impone la necesidad de adoptar medidas de control del consumo de energía. La Directiva Europea 2010/31 fija para 2020 la obligatoriedad de construir todos los edificios de consumo de energía cero. Lo que significa que serán capaces de generar su propia energía y si necesitan más deberá proceder de fuentes de energía renovables.

Edificios verdes para ahorrar energía y reducir la contaminación

Hay diversos estándares en la construcción de edificios de consumo cero pero en este artículo vamos a centrarnos en algunas investigaciones que se están realizando para conseguir edificios y viviendas más ecológicas y sostenibles.

Las cubiertas verdes mejoran la calidad del aire y el paisaje urbano

Una investigación realizada por la Escuela Técnica de Ingeniería Agronómica y del Medio Natural de la Universitat Politècnica de Valencia, y la empresa Projar, concluía que “las cubiertas verdes tienen un gran potencial en climas como el Mediterráneo, ya que pueden ahorrar entre un 20 y un 50% del consumo energético necesario para la refrigeración de un edificio”. ¿Qué beneficios tienen estas cubiertas? Para empezar, mejoran la calidad del aire y la salud de las personas, evitan inundaciones porque retienen el agua de lluvia, mejorar el paisaje urbano y aumentan el aislamiento acústico.

En esta misma línea, un estudio holandés destacaba que un techo verde reduce la temperatura con respecto a un techo plano convencional hasta un máximo de 21º, y garantiza un aislamiento óptimo tanto en verano como en invierno. El coste de la instalación de estas cubiertas verdes se amortiza entre los 10 y los 20 años, con la ventaja añadida de que un techo convencional tiene que ser sustituido cada 20 años, aproximadamente, mientras que un sistema con techo verde puede durar hasta 50 años.

Es difícil resistirse ante tantas ventajas ¿verdad? Sin embargo, no siempre es posible crear estas cubiertas en los edificios pero hay alternativas.

Edificios verdes para ahorrar energía y reducir la contaminación

En el futuro los edificios funcionarán como las plantas

Si cubrir el tejado de verde no es suficiente para reducir el consumo energético de los edificios, un arquitecto español, Luis Corbella, ha creado un prototipo de revestimiento, para fachadas que funciona como las plantas, es capaz de producir la electricidad y agua caliente a través de la energía solar sin coste ni emisiones.

Este proyecto llamado Skinergy, que todavía se encuentra en fase de desarrollo, permite captar a través de un sistema de vidrios y resinas la energía que produce la radiación solar y convertirla en energía limpia y sin costes capaz de climatizar las viviendas durante todo el año. Lo bueno de este revestimiento es que puede instalarse en los edificios de los años 60 y 80 que son los que carecen de aislamiento térmico con lo que se conseguirán importantes ahorros de energía.

En la línea de crear fachadas inteligentes, Tecnalia está trabajando en un proyecto de fachada inteligente que capta el calor del sol a través de un colector donde se almacena para distribuirlo por la vivienda cuando lo requiera el usuario. Este sistema está pensado para la rehabilitación de edificios, y se instalaría por el exterior de las viviendas de forma sencilla. Se calcula que puede conseguir un ahorro energético del 20-30%.

Una alternativa más sencilla: crear un jardín vertical casero

Y cómo alternativa barata y sencilla, os proponemos crear un jardín vertical casero. Se trata de crear un muro o pared verde cubierta de plantas cultivadas en una estructura especial para dar la impresión de ser un jardín vertical. Tan solo necesitas tener cuerdas, bambú, una malla, macetas y diferentes plantas de vuestro gusto. Una opción es aprovechar este espacio para plantar verduras o plantas aromáticas. En estos casos además del beneficio de refrescar el ambiente se consigue alimentos ecológicos y saludables. ¿Quién se anima a crear su propio jardín vertical?

No hay comentarios

Qué opina la gente

Escribe un comentario

Opina!