Ecolocal

¿Cuándo llegará el final del uso generalizado de las bolsas de plástico?

Artículos 🕔Junio 6, 2017 Sin comentarios

Si eres europeo, las estadísticas dicen que al año utilizas unas 200 bolsas de plástico. Claro que son datos estadísticos y ya sabemos el margen de error que existe en estos cálculos. Pero aunque tu seas de los que optan por las bolsas de varios usos, no todo el mundo está plenamente concienciado del peligro que entraña para el medio ambiente la ingente cantidad de basura formada por plásticos, mucha de la cual va a parar a los océanos. Si nos detenemos solo en el problema que entrañan las bolsas de plástico, los cálculos oficiales de la Unión Europea (UE) son contundentes: en los próximos cinco minutos habremos consumido en toda la UE un millón de bolsas de plástico.

¿Cuándo llegará el final del uso generalizado de las bolsas de plástico?

Para tratar de paliar este uso desmedido de bolsas de plástico ligeras (con un espesor inferior a 50 micrómetros o 0,05 milímetros), el Parlamento Europeo ha aprobado recientemente una normativa que tiene como objetivo reducir, al menos un 80%, el uso de este tipo de bolsas, en el año 2019. La mayoría de las bolsas que utilizan los consumidores europeos, ligeras y de un solo uso, son las que resultan más contaminantes para el medio ambiente. En lo que respecta al plástico que envuelve artículos que se venden en las grandes superficies como frutas, verdura o dulces, tendrán que ser sustituidas en 2019 por plásticos reciclados o biodegradable.

Legislar en contra de la basura de plástico

Esta normativa es una revisión de la directiva existente, aprobada en el año 1994 sobre envases y residuos de envases. Y su primer objetivo lo sitúa en 2017, año en el que debe reducirse el uso de este tipo de bolsas al menos en un 50%. Para llegar a este objetivo y al de 2019, cada estado miembro puede elegir el camino a seguir, como fijar precios, impuestos, tasas u otras restricciones que limiten o “castiguen” su uso. Las alternativas son, o tomar medidas para reducir el consumo medio anual de bolsas de plástico no biodegradable -hasta 90 unidades por habitantes antes del 2020-, o garantizar que a partir de 2019 estas bolsas no se entregan gratuitamente a los clientes en los comercios y supermercados.

Pero además, con esta legislación, la Comisión Europea deberá evaluar el impacto medioambiental de las bolsas de plástico oxodegradable, cuyas características permiten que tras un período de tiempo se fragmente en micropartículas. Asimismo, el ejecutivo europeo deberá definir antes de finalizar 2017, qué reglas adoptar sobre etiquetado para que los consumidores puedan reconocer las bolsas de plástico biodegradable y compostable.

Esta normativa va encaminada, no solo a luchar contra la contaminación que produce el plástico en nuestro planeta, sino a concienciar a los ciudadanos sobre la necesidad de transformar las reglas que marcan el consumo de usar y tirar. Vivimos en un mundo de recursos naturales limitados que necesita un cambio de modelo de producción y consumo.

¿Cuándo llegará el final del uso generalizado de las bolsas de plástico?

Océanos de plásticos

El problema de la basura de plástico es más grave de lo que puede parece a simple vista. ¿Cómo se puede sostener la limpieza del medio ambiente cuando unos 8.000 millones de bolsas de plástico acaban al año siendo residuos, muchos de los cuales terminan en el mar? En estos casos, una gran cantidad de las partículas de plástico son ingeridas por los seres vivos que habitan en este entorno natural y pueden acabar irrumpiendo en la cadena alimentaria. ¿Quién no ha visto en cualquiera de nuestros mares, bolsas de plástico flotando? Y lo peor son las masas de plástico que las corrientes marinas mueven, formadas por millones de toneladas de plásticos; el océano Pacífico es el más castigado en este sentido.

Pero  ningún mar se libra de esta basura de plástico, que obviamente no solo está formada por bolsas, sino por distintos tipos de residuos elaborados con este invento del siglo XX llamado plástico, y que llevamos solo algo más de sesenta años utilizando de forma masiva.

 


Estamos ante una problemática con múltiples aristas, y sería muy complicado abordar en un post de este tipo todas ellas para completar la visión de la misma. Sin embargo, sí me parece interesante abordar una de dicha aristas y detenernos en el tema de los bioplásticos que se utilizan en algunas bolsas. Si bien su procedencia es de origen renovable no son necesariamente biodegradables. Hay que tener en cuenta, según apuntan los expertos, que un material es biodegradable cuando se descompone en sus partes constituyentes (dióxido de carbono, agua, compuestos inorgánicos y biomasa) por la acción de organismos vivos en condiciones especificas. Se trata de condiciones que pueden darse en las plantas de compostaje industrial pero no en los océanos, por lo que muchos plásticos biodegradables no se descomponen en los mares antes que los otros plásticos.

Si solo en algo más de sesenta años hemos logrado reunir una masa tan ingente de basura de plástico, ¿qué pasará en el futuro próximo si no nos concienciamos de los peligros que entraña este modelo de consumo donde prevalece “el usar y tirar“?

No hay comentarios

Qué opina la gente

Escribe un comentario

Opina!